¡Qué maravilloso aroma perfuma nuestro jardín con tantas jalot recién horneadas!
No fue la harina, ni la levadura lo que las hizo salir tan ricas. Fue nuestra actitud; pusimos amor y corazón, y recibimos la bendición de Hashem!
Gracias a las alumnas de 6to grado por ayudarnos.
¡A disfrutar las Jalot en el primer Shabat de vacaciones!

Social Network Widget by Acurax Small Business Website Designers
Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram