Recibimos visitas en el jardín, para jugar, cantar y disfrutar en la Sucá… y aunque la lluvia no cesaba, el sol brillaba en nuestros corazones al celebrar la unión y el encuentro.

× ¿Cómo puedo ayudarte?